Cuadros de Miró

Joan Miró no solo fue conocido por sus cuadros famosos, sino también por sus trabajos como escultor, grabador y ceramista. Este talentoso personaje nació en Barcelona y se destacó por ser uno de los artistas más importantes del surrealismo que disfrutaba darle un toque infantil e innovador. No se deben tomar los cuadros de Miró para niños, son obras que expresan mucho carácter y que impone movimientos como el expresionismo o el cubismo.

Los cuadros de Joan Miró siempre dieron mucho de qué hablar y han sido considerados como grandes obras a través del tiempo. Las esculturas de Joan Miró y las láminas Miró también son consideradas como una de las más artísticas de la época.

Cuadros de Miró-interior holandes-joan-miro

Cuadros de Miró: Interior Holandés 1928

Cuando el pintor Joan Miró viajó a Holanda para admirar las obras de arte de otros artistas se inspiró en cuadros como los de Vermeer o Jan Steen, para pintar el Interior Holandés. Donde podemos ver a músico con un laúd dentro de un espacio con cualidades surrealistas. También podemos ver la presencia de otros seres tales como un perro  un gato y elementos decorativos en la ventana donde se apoya el personaje principal, el músico.

La figura del músico está completamente indefinida, su cabeza la representó como una forma circular de color rojo justo en la parte superior del cuerpo donde podemos ver una boca y dos ojos en forma de pájaros, los brazos del músico no tienen proporción alguna con el cuerpo. Esta pintura integra la larga lista de cuadros abstractos del artista.

paisaje-catalan-o-el-cazador-joan-miro

Cuadros de Miró: Paisaje Catalán o El Cazador 1924

Este es uno de los cuadros Miró más famosos, fue pintado en la ciudad de París y en él podemos ver un horizonte con muchas curvas que separa el cielo de color amarillo de la tierra de color beige. Esta obra es considerada uno de los cuadros modernos del pintor en donde deambula con las formas y objetos con completa libertad, a muchos les cuesta distinguir a primera vista el mensaje de la pintura.

Cerca del centro de la pintura podemos ver un ojo que mira al que ve la pintura, este es uno de los elementos más usados en el surrealismo, pues hace que nos transportemos a otras dimensiones. En la parte inferior derecha del cuadro podemos ver la palabra Sardine, que según estudios se supone que son bosquejos que hizo el artista cuando pensaba en este cuadro.

En alguna parte de las la láminas Miró, como es el caso de la esquina superior izquierda de El Cazador, vemos un triángulo con una oreja, un ojo y una pipa, esta figura hace la referencia al cazador, por el que se le da el título a la pintura. Y si observas detenidamente podrás ver las banderas de Cataluña y Francia.

la-masia-joan-miro

Cuadros de Miró: La Masía 1921

Este es uno de los primeros cuadros de Joan Miró y uno de sus primeros cuadros de paisajes, tiene una clara estética surrealista y es por mucho una de las obras más importantes del pintor. Su nombre le hace referencia a las casas con fincas que existían en el reino de Aragón para la época.

Joan Miró obras en La Masía demuestra recuerdos vagos de su infancia, como la granja, por ello se tomó mucho tiempo para completar esta pintura, comenzó con su obra en Montroig y continuó con ella en Barcelona y París.

Si bien este es uno de los cuadros decorativos más característicos del artista, que se destaca por sus toques surrealistas y sus claras influencias del cubismo y el fauvismo. Esto se debe a que Joan pasó mucho tiempo en compañía y admirando los cuadros de Picasso.

En La Masía vemos una gran diversidad de elementos pintados con mucho detalle, pues para el artista ningún objeto tenía poca importancia en la expresividad de la pintura. Podemos ver una mujer que lava su ropa, animales de granja, insectos e incluso caracoles. Hay algunos elementos que se repetirán mucho en las obras de Joan Miró, como las escaleras con un ave encima.

el-gallo-joan-miro

Cuadros de Miró: El Gallo 1940

Muchas personas interpretan esta obra como cuadros de flores, pero no es del todo cierto. Miró pintó esta obra en Varengelli-Sur-Mer, Francia y lo que retrata es a un gallo caminando con un rumbo desconocido. Se destaca por la intensidad de sus colores y a pesar de que la variedad es limitada el color negro marca un contrapeso entre los tonos más dominantes.

El Gallo está representado con un pico afilado y abierto que nos hace creer que está cacareando, camina sobre una tierra de color ocre que hace un claro contraste con el azul intenso del cielo. Es considerado uno de los cuadros abstractos modernos más importantes, fue vendido en una subasta en Londres por 9.7 millones de euros, es el cuadro mejor pagado del artista. Actualmente, hay muchas personas que buscan comprar cuadros de artistas famosos a precios muy altos, pues cada día se revalorizan.

carnaval-de-arlequin-joan-miro

Cuadros de Miró: Carnaval de Arlequín 1925

Esta es una de las obras artísticas más importantes de Joan Miró, lo pintó en Francia entre 1924 y 1925 y tiene una cantidad de elementos que lo componen en donde se destacan un arlequín con bigotes y con una figura algo deforme que toca una guitarra, esta es una temática bastante recurrente entre las obras del pintor.

Entre las otras figuras que podemos destacar de este cuadro son los pájaros que ponen huevos de donde nacen las mariposas y la ya muy conocida escalera, que simboliza el escape y la evasión, donde se pueden observar una oreja humana y un ojo.

Otros detalles son como un insecto sobresalen desde el centro de un dados, gatos jugando con lanas y los típicos conos y cilindros. También podemos apreciar una ventana que nos abre la puerta a otra dimensión del cuadro; en donde observamos una pirámide negra, un sol y una llama de color rojo. Este cuadro es considerado la obra maestra del surrealismo.

Está llena de objetos y criaturas que buscan plasmar las alucinaciones que tenía el pintor que eran causadas por el hambre. Fue expuesta con gran éxito en la colectiva de Peinture Surréaliste a finales de 1925. Actualmente el cuadro está expuesto en la galería de arte Albright-Knox de Buffalo en la ciudad de Nueva York.

Además de Cuadros de Miró, en nuestra tienda tenemos: